domingo, 9 de noviembre de 2008

I Encuentro a mitad camino

Por la necesidad y el deseo de conocer y viajar en moto surge el primer encuentro a mitad de camino organizado por miembros del foro de VanVan y que en tras una semana de tira y afloja consigue convocar para el 8 de noviembre a seis moteros en el enclave del Castillo de Garcimuñoz, dos vendrán desde Madrid y cuatro desde tierras manchegas.


Si bien la mañana amaneció muertecina y con señales evidentes de lluvia, eran más las ganas de buen tiempo que las previsiones, así tras los saludos de rigor, con Aracos y Mitsibisi, al que no veía en muchos meses, nos dispusimos a recoger y conocer a Woodovan y su Van Van en La Roda, 40 kilómetros de autovía, cielo gris todo el camino, tan solo unos leves rayos de sol al aparecer la silueta de la Iglesia del Salvador de La Roda con su torre que se eleva por encima de la ciudad, tras las presentaciones de rigor y un poco de nicotina, continuamos hacía el punto de encuentro, evitando en lo posible autovías y carreteras nacionales, tras el desvío en San Clemente y 40 kilómetros más llegamos a Honrubia, ciudad que por su enclave ha sido y es paso de muchas culturas, por aquí pasaba la calzada romana que se dirigía hasta Valencia proveniente de Minaya en Albacete y en la actualidad con el paso de la Autovía A3 y en un futuro cercano, pues en el regreso hemos pasado por encima de treo o cuatro puentes, del que será "la calzada del AVE", paso del AVE que aquí tomará camino hacia Valencia y otro hacia Albacete, para continuar hacia Alicante y Murcia. Tras preguntar a varios lugareños nos encaminamos por la vía de servicio de la concurrida A3 y así llegamos al Castillo de GarciMuñoz con algo más de 30 minutos de retraso de la hora prevista.

Allí a los pies del Castillo a 50 metros en las puertas de un bar encontramos a Thais y Tasik dando sus últimos bocados a las viandas que la matanza ofrece por tierras castellanas... tras las presentaciones de rigor y un atracón de lomo y panceta envueltos en generoso pan del lugar, decidimos visitar la Cercana Alarcón y su Castillo, ya que por las lluvias recientes, la ruta prevista en un principio por las sendas cercanas al pantano las dejaremos para otro evento que seguro que repetiremos.


Historia

Ubicamos nuestras monturas frente los muros del Castillo de Garcimuñoz, en ruina en la actualidad tan sólo quedan los muros exteriores y los sótanos que han sido utilizados de cementerio además una de sus torres que se reformó como Iglesia, pero si estos muros contaran todo lo que han visto, empezando por la batalla contra los almohades que gano en nombre del Rey Alfonso VIII de Castilla, el noble señor que dió nombre al castillo, en sus días fue alcázar árabe y castillo tras su conquista por los castellanos luego pasó a manos del escritor e infante Don Juan Manuel, sobrino, hijo y nieto de reyes, más conocido por su faceta de escritor de diversos libros de proverbios y dichos traducidos del árabe o latín al castellano, representante de la prosa medieval quién creo historias como las del Conde de Lucanor.

Un escalofrío me hace darme cuenta que ayer estábamos tan cerca de la historia; Rondaba la mitad del siglo XIV y enfrascada estaba la península en batallas por sus terrenos entre muchos señores y reyes, Don Diego López Pacheco II Marques de Villena, opositor jefe de un grupo de nobles a la subida al trono de Castilla de Isabel la católica y cabeza visible de los que apoyaban a Juana la Beltraneja, por esta los reyes enviaron a Jorge Manrique, poeta y soldado, capitán de las Hermandades de Toledo, a Pedro Ruiz de Alarcón y a Pedro Fajardo, Adelantado de Murcia, a conquistar las tierras de Don Juan, a los pies del Castillo es herido de muerte Jorge Manrique trasladado a Santa María del Campo Rus donde tenían su cuartel, muere en 1479 tras haber compuesto algunos de los mejores versos de nuestra poesía y convirtiéndose en el primer poeta español tras la edad media.

Aquí tenéis alguno de sus versos «Coplas por la muerte de mi padre»

Recuerde al alma dormida,
avive el seso y despierte,

contemplando cómo se pasa la vida,

cómo se viene la muerte tan callando;

aunque la estrofa más popular es la esta:

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,

que es el morir.
Allí van los señoríos derechos
a se acabar
e consumir.


No puedo pasar sin relatar lo que aconteció también en este lugar, esta vez en su interior reformado en Iglesia, fue la firma hace 633 años tal día como hoy el 9 de noviembre de 1375 la firma de Privilegio de Villazgo, que otorga el I Marqués de Villena a la Ciudad de Albacete concede el título de villa independiente de Chinchilla, Así en el año del señor 2008, cuatro nobles señores de manchegos, junto a otros dos venidos de la capital del reino, se dieron cita en tan noble villa del Castillo de Garcimuñoz, dando justo homenaje al mundo del motor con estas fotografías.

“Se equivocaban aquellos albaceteños que, según contaba Miguel de Unamuno, se vanagloriaban de que esta es una ciudad sin historia. Nuestra historia no se deja ver en palacios o grandes edificios, no ha puesto murallas a nuestro alrededor, no habla de reyes ni de nobles; nuestra historia, la que recordamos en este día y la que ha convertido esta ciudad en lo que es hoy, es la del pueblo llano, la de sus ilusiones por prosperar, por encontrar una identidad propia” cita del 9 de noviembre de 2004, Llanos Castellanos, consejera de Administraciones públicas de Castilla-La Mancha.



Vistas del Castillo de Alarcón y panorámica junto al río Júcar


Dejamos atrás la historia de Garcimuñoz y su castillo y nos dirigimos hacía Alarcón, tras regresar por el mismo camino que hicimos con anterioridad hasta Honrubia, tomamos la antigua N3 y en 20 kilómetros estamos en lo alto de un monte justo enfrente a Castillo de Alarcón, el mejor castillo conservado de España y residencia del Parador del mismo nombre, junto al río Júcar se eleva tras unas de sus hoces una imponente mole de roca y en la punta el castillo que levanto el Rey Alfonso VIII tras la conquistas de los territorios a los almohades, todavía quedan algunas murallas y un aljibe, también son visibles y en pie sus fortalezas en extraordinarias condiciones, convirtiéndo a esta en una de las mejor conservadas de España.

Al pie da la torre de Armas del Castillo nos despedimos de los en comendadores de Karion Tasik y Thais, que seguro pronto veremos de nuevo. Los demás comemos en tan noble Villa en el Mesón Asador Don Julián, que según la web de turismo de Castilla La Mancha, sirve el mejor morteruelo de la región, tras comprobar insitu y meternos entre pecho y espalda un solomillo de cerdo a la brasa, un café y un pitillo, nos pusimos rumbo a la roda por la Comarcal 3114 donde despedimos a Woodovan hasta futuras salidas que seguro serán no muy lejanas en el tiempo

... y así concluye este primer encuentro a mitad de camino.

Si quieres ver más fotos y opiniones visita el siguiente enlace


Untitled from Mitsubissi on Vimeo.

Design by: FinalSense