martes, 12 de enero de 2010

Pinguinos Manchegos 2010

Eran algo más de las 9:00 horas cuando tomamos rumbo a Puente Duero a la concentración motera invernal Pinguinos, Albacete amaneció con un manto de nieve que lo cubría todo, aún así la temperatura interna era alta, sobre todo pensando que teníamos que cruzar la zona centro del pais con previsión de carreteras con nieve y hielo.

Bueno acudir a Pinguinios una vez en la vida es algo que todo motero tiene que hacer, la alta participación y la camadarería se lo merece... aunque naturalmente tengo que ser realista y si quiero participar en este tipo de eventos y acudir con mi pareja la ayuda del coche con portamotos se hace imprescindible.

El corazón se me puso a 200 km/ph en mas de una ocasión cuando de repente aparecián placas de hielo en las curvas... aún así el viaje no tuvo más contratiempos, que numerosos vaivenes, a derechas e izquierdas debido al estado de las carreteras, empeorados por la perdida de una de las tuercas de una rueda del remolque, que pude solucionar a la vuelta parando en Majadahonda en un centro Norauto donde encontramos una tuerca del paso correcto.

El domingo de regreso tan solo un contratiempo... sueño, tenia consancio y sueño acumulado y tuvimos que parar durante una hora que dormi como un lirón, ya en la provincia de Albacete, a unos 60 km. empezo a nevar y la via se puso imposible y al llegar a la ciudad la encontramos casí como cuando la dejamos el viernes.

PINGUINOS

Agradecer a los compañeros y compañeras del foro, la asistencia a este evento pues en compañia de amigos es agradable pasar frío, en especial a Retor y Matrix por ser los perfectos anfitriones y por llevarnos de la mano a los sitios.

Una frase podría definir esta concentración "es la primera vez que paso frio por gusto"... así es Pinguinos, hace frio, pasas frio, pero todo por gusto y como dicen que palos a gusto no duelen..

La verdad es que ir a esta concentración como fuimos Maripili y yo es altamente recomendable... acudimos en coche con remolque para la moto estuvimos hospedados en un apartahotel, completamente nuevo, en Boecillos a unos 10 kilometros de Puente Duero y otros tantos de Valladolid.

Design by: FinalSense